Realia ha liquidado toda la deuda ligada a su negocio de promoción de viviendas que tenía con tres fondos y que ascendía a 802 millones, tras abonar, de forma anticipada y con una quita del 9%, los 201 millones que suponían el último de los cuatro plazos de pago en los que la empresa reestructuró este pasivo.

La inmobiliaria controlada por Carlos Slim ha logrado un préstamo con un banco español y «en condiciones de mercado» para hacer frente a este último pago.

En total, en este cuarto pago, Realia ha amortizado 183,50 millones de euros, dado que al saldo de deuda de 201 millones se ha aplicado una quita del 9% (de 18,14 millones de euros), según detalla Realia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los tres fondos con los que Realia tenía contraída esta deuda, ligada a su residual negocio de vivienda y suelo, son Goldman Sachs, Fortress y Puffin Real Estate. La inmobiliaria acordó en diciembre de 2015 con estas firmas reestructurar los 802 millones a los que originalmente ascendía la deuda, de forma que se pactó su pago con una quita media del 9% en cuatro plazos. La quita total con la que se ha liquidado este pasivo es de 72,36 millones de euros, según detalló.

Saneamiento y OPA

Este pago se enmarca en el proceso de saneamiento y recapitalización que aborda Realia para garantizar su viabilidad y que genere ingresos recurrentes.

Este saneamiento se aborda mientras Slim está a la espera de que la CNMV dé ‘luz verde’ a la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) que lanzó sobre el 100% de la inmobiliaria tras superar el 30% en su capital.

La OPA será paralela a la que el empresario mexicano acaba de formalizar sobre el 100% de FCC, una operación que también viene provocada al superar Slim la cota del 30% en la constructora.

Las dos operaciones constituyen una muestra del compromiso que el magnate viene manifestando con FCC y con Realia, de la cual también es accionista.