Aunque no nos demos cuenta la industria inmobiliaria sigue recuperándose en nuestro país, después del duro periodo de crisis económica. Pero no solo de las viviendas vive este sector, que ha encontrado en las inversiones en tiendas, locales, parques y centros comerciales un impulso en el que se han cerrado en los últimos años grandes proyectos.

Y es que este sector cerró en España 45 operaciones inmobiliarias durante 2016, que en total sumaron más de 4.300 millones de euros. En definitiva, estas cifras se traducen en un crecimiento del 22% respecto al ejercicio anterior.

Por otro lado, la importancia del capital extranjero supone más del 58% de media desde el año 2006 en activos de retail; como locales, centros comerciales o parques comerciales . En 10 años han desembolsado 16.800 millones de euros en proyectos dentro de nuestras fronteras. En este punto, cabe destacar que 2016 ha sido un año menos eficiente en este sentido y la cifra ha sido un poco más baja: la media llega tan solo a un 51%, aunque todavía sigue suponiendo más de la mitad de la cantidad íntegra.

Estas cifras se desprenden del informe Marketbeat retail España, realizado y presentado por Cushman & Wakefield y que analiza la realidad del mercado inmobiliario en su área de retail.

Entre otros factores, los incentivos fiscales para las Socimis y la creación de un modelo riguroso ha conseguido atraer a los inversores extranjeros, y ha hecho aumentar el de los domésticos. Y es que, en este sentido, y según indica el citado documento que analiza la realidad en nuestro país, a pesar de que gran parte del capital extranjero entra directamente en nuestro país, otras tantas “se están planteando entrar a través de esta estructura de las Socimis que tanta fuerza están tomando”.

Los centros comerciales quieren que pases con ellos el fin de semana

De dicho informe también se desprende que el 50% del total de los flujos de capitales se corresponden con los centros comerciales, que se han convertido, sin ninguna duda, en el tipo de activo más rentable.

En este sentido, también han crecido los locales comerciales, con un porcentaje bastante relevante, como se puede ver en el cuadro inferior, donde se desglosa por sectores esta realidad.

Las primes pierden rentabilidad

Las calles comerciales de las grandes ciudades españolas, como Madrid y Barcelona, ha caído hasta los tres puntos y medio porcentuales. Ambas cuentan con el mismo porcentaje, pero se sitúa lejos de los centros y los parques comerciales, con un 4,25% y un 5,50% respectivamente.

Cabe recordar que en 2015, la rentabilidad tanto de la calle Serrano en la capital de España como el Portal del Ángel en la Ciudad Condal mantenían una rentabilidad de cuatro puntos porcentuales.

La operación más cara de 2016 se ha producido en Barcelona, en la que se han movido más de 495 millones de euros y el comprador fue Detusche Bank en el centro comercial Diagonal Mar. En Madrid, por su parte, la operación más cara ha sucedido en el Outlet de Nassica, desembolsándose 142 millones.

Aunque es verdad que el dinero y las inversiones en retail en nuestro país no solo se producen en las dos grandes ciudades, sino que se reparten por el resto del territorio. Murcia, Vigo, Palma de Mallorca, Elche, Valencia o Viladecans han sido escenario de operaciones que superan los 100 millones de euros.